4 de junio de 2013

Tarta de manzana

Tenía una lámina de masa quebrada en la nevera y muchas ganas de hacer algo con ella, así que me puse a navegar a ver que encontraba en este mundo de la blogosfera que se acomodara a nuestros gustos y a lo demás que tenía en la despensa.

Encontré esta receta que quiero compartir con vosotros, porque es muy fácil, muy buena, queda estupenda y nunca antes había probado una tarta de manzana que llevara leche condensada. No dejéis de hacerla!!



INGREDIENTES para un molde de tarta de veintiséis centímetros
  • 1 lámina de masa quebrada refrigerada
  • 5 manzanas
  • 150 ml. de leche condensada
  • 200 ml. de nata
  • 1 cucharada sopera de maicena
  • 2 cucharadas soperas de almendra molida
  • 3 huevos L
  • Zumo de ½ limón
  • Mermelada de albaricoque para pincelar


PREPARACIÓN

Poner en un cacito cinco cucharadas de agua y dos de las manzanas picadas en trozos muy pequeños. Cocer la fruta durante diez min. o hasta que la veamos que se deshace y triturar con un tenedor hasta conseguir un puré. Reservar.

Precalentar el horno a 180º. En el molde extender la masa quebrada y pinchar con un tenedor. Por otra parte en un bol mezclar la leche condensada, la nata, la almendra molida y la maicena, lo batimos bien con unas varillas o con una batidora, hasta que no veamos grumos. Añadir los huevos y el puré de manzana, y batir otro minuto hasta que los ingredientes estén bien mezclados entre sí. Verter esta crema encima de la base.

Pelar y picar en rodajas las otras tres manzanas y colocar haciendo una espiral hasta rellenar toda la superficie. Hornear durante 40 min. Al salir y aún caliente barnizar con 3 cucharadas soperas de mermelada de albaricoque caliente.

Fuente de la receta: Directo al paladar