6 de junio de 2013

Bizcocho de café con leche

Tenía esta receta en las "Pendientes" desde hace bastante tiempo y no encontraba el momento para hacerla y mira que me llamaba la atención. 

Un día de hace un par de semanas, que andaba tristona por el tiempo este de invierno más que de primavera, encontré la excusa perfecta: me voy a dar un homenaje! Y la verdad es que me lo di, y me sentó muuy bien. Está muy bueno, tiene ese saborcillo a café que me encanta y además cuando haces el corte aparece el dibujo. Maravilloso! No dejéis de hacerlo!


INGREDIENTES
Para la masa blanca
  • 2 huevos grandes
  • 125 gr. de azúcar
  • 85 gr. de leche
  • 85 gr. de aceite de girasol
  •  ½ sobre de levadura
  • 170 gr. de harina
  • Una pizca de sal

Para la masa de café
  • 2 huevos grandes
  • 150 gr. de azúcar
  • 85 gr. de leche
  • 10 gr. de café soluble, el mío Mercadona
  • 85 gr. de aceite de girasol
  • El otro medio sobre de levadura
  • 170 gr. de harina
  • Una pizca de sal

PREPARACIÓN 

Precalentar el horno a 180º, calor arriba y abajo. Hacer primero la masa blanca.

Primero, como en todos los bizcochos, excepto alguno, mezclar los huevos con el azúcar con ayuda de unas varillas eléctricas o algún robot para batir, hasta que dupliquen su volumen y consigamos una mezcla blanquecina.

Añadir los otros elementos líquidos, la leche, el aceite, y volvemos a batir bien. Añadir después los secos, la harina, levadura y pizca de sal y volver a mezclar,  hasta que todo esté bien integrado.

En un molde engrasado y espolvoreado con un poco de harina, verter la masa resultante. Reservar.

En el mismo bol donde hemos hecho la masa anterior, sin lavar, mezclar los huevos y el azúcar de la masa de café. Lo mismo, hasta que duplique volumen. Añadir la leche, el aceite y el café, y batir bien. Añadir la harina, levadura y sal y volver a mezclar.

Verter esta mezcla sobre la otra que ya tenemos en el molde. No la dejaremos caer, encima a lo vivo. Con ayuda de un cucharón al revés, la dejaremos primero que toque el cucharón y después la masa blanca, así caerá más despacio y no se nos mezclará en exceso. Tendremos entonces diferencia entre las dos masas.

Introducir el molde en el horno. Más o menos a los 45 min., observar como está, pinchar un palillo a ver como sale, si sale limpio, ya estará, si no ir probando cada 5 min.

Dejar enfriar encima de una rejilla y ya podemos saborear el sabor del café en un bizcocho bicolor.

Fuente de la receta: Murron cocina