11 de marzo de 2013

Orejas de Cuaresma

Esta es la segunda receta de orejas que hago. La primera fue una tarde de verano y esta segunda, una tarde de invierno. Qué tendrán las tardes... Una de las diferencias entre ambas recetas es que la de hoy no tiene huevo, importante para el tema alergias. 

Las hice con un cortador redondo, y la próxima vez he pensado que las cortaré en rectángulos con cuchillo, como en la receta original, porque el cortador fija los bordes y no quedan tan crujientes como el resto de la oreja.

Realmente el nombre es Orejas de Carnaval, pero ya sabéis que yo no lo celebro, así que se lo he cambiado por el tiempo en el que estamos, Cuaresma. No dejéis de hacerlas!!


INGREDIENTES
  • 10 cucharadas de leche
  • 5 cucharadas de agua
  • 300 gr. de harina. 
  • 50 gr. de mantequilla
  • 1 cucharada de azúcar
  • 3 pellizcos de sal. 
  • 2 cucharadas de anís
  • Azúcar glass

PREPARACIÓN 

En un bol pequeño echar el agua ligeramente caliente, añadir la leche, la sal, el azúcar y el anís. En un bol grande echar la harina y hacer un huequito en el medio, donde echar la mezcla liquida anterior. Amasar.

Cuando esté todo mezclado se le añade la mantequilla poco a poco. Al principio dará la impresión de que no llegará a formarse una masa compacta de lo grasosa que se hará al incorporarle la mantequilla, pero después de amasarla durante al menos 5 min., irá quedando una masa limpia y no se quedará pegada a las manos.

Una vez alcanzado este punto dejar reposar durante 15 min.

Enharinar ligeramente la mesa y estirar la masa hasta obtener una lámina fina. Una vez estirada la masa, cortarla con un cuchillo afilado en pequeñas porciones, o al gusto. Freír en abundante aceite de girasol, a fuego medio-alto, hasta que estén doradas por los dos lados.

Escurrir un poco el aceite poniéndolas sobre un papel de cocina, y por último espolvorear generosamente con azúcar glass cuando ya estén frías.


 Fuente de la receta: Complicaciones las justas