17 de octubre de 2012

Fideuá rápida para los domingos

El mejor recuerdo que tengo de una fieduá es de la que nos comimos en hermandad el año pasado con nuestras familias amigas de la Pastoral Familiar de la Parroquia de San Rafael. Creo que, además de estar buenisima, hizo mucho la magnifica compañía. Por eso este año hemos repetido y creo que ya ha quedado como tradición.

Como gustó tanto a los mios, busque alguna receta para poder disfrutar de este plato en mas ocasiones, y encontré esta que a continuación os explico. Además de ser fácil es rápida, por lo que se hace un plato ideal para los domingos después de misa de 12 y celebrar de manera especial el Dia del Señor!!

Aquí va la receta:


INGREDIENTES 

Para 3 raciones grandes o 4 más pequeñas
  • 250 gr. de fideos del nº 2 (aunque también queda genial con los de cabello de ángel)
  • 1 l. de caldo de pescado
  • 300 gr. de pota
  • 2 puñados de gambas peladas y crudas (yo puse 1 bolsita de congeladas Mercadona)
  • Aceite, ajo y perejil (Ajopere)
  • 4 cucharadas de tomate frito casero

PREPARACIÓN

Trocear la pota. Echar un par de cucharadas de ajopere en la sartén. Añadir la pota troceada y las gambas descongeladas. No le hace falta sal. Saltear hasta que estén cocinados, y apartar a un plato.

En la misma sartén, añadir un poco más de ajopere y los fideos, y remover continuamente con una cuchara de madera, para que los fideos vayan tostándose. Cuando estén los fideos tostaditos, añadiremos la pota y las gambas que teníamos apartados. Además, agregaremos 3 o 4 cucharadas de tomate frito casero. Removeremos un poco, para integrar el tomate, y añadiremos el litro de caldo de pescado, preferentemente caliente, pero no pasa nada si se pone a temperatura ambiente.

Cocinar a fuego medio durante unos 10-15 min. Apagar el fuego un poco antes de que los fideos estén sequitos. Para que los fideos queden tiesos hacia arriba, poner los fideos en un recipiente apto para horno. Introducirlo en él, con la opción "grill", durante unos 5 minutos. Acompañar con alioli.

Para ensuciar el mínimo de cacharros, es recomendable hacer toda la preparación en una sartén ó paella que pueda ponerse tanto en el fuego como en el horno. 

 
Fuente de la receta: A mi me gusta comer