16 de octubre de 2012

Magdalenas

Uno de mis recuerdos infantiles, y os puedo asegurar que tengo muchos desde bien pequeñita, es el sabor de las magdalenas, en concreto las de la Bella Easo y sobre todo las que nos traía mi abuela Engracia de Muniesa (Teruel). Era el momento esperado, la vuelta de la yaya de las vacaciones y las magdalenas en su bolsa... Aún hoy, cuando mis tíos Lázaro y Nati le traen a ella alguna bolsita, espero ese momento en que me dice: Quieres una?? Pues claro!!!.


INGREDIENTES
  • 120 gr. de harina
  • 1 yema
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 100 gr. de azúcar
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 3 cucharadas de leche
  • 100 ml. de aceite de oliva
  • Sal
  • 1 trozo de cáscara de limón

PREPARACIÓN

Verter el aceite en una sartén y calentar ligeramente. Agregar la piel del limón, que habremos lavado previamente, y aparte. Dejar que se enfríe y tome el sabor. Tamizar la harina sobre un cuenco, añadir el bicarbonato, la levadura y una pizca de sal. Remover.

Batir los huevos y la yema con 60 gr. de azúcar en otro cuenco hasta que queden espumosos. Retirar la cáscara de limón del aceite y añadir éste mientras se mezcla. Verter la leche y remover. Agregar la mezcla de harina y seguir removiendo hasta lograr una masa lisa y sin grumos.

Repartir la masa en 12 cápsulas de papel para magdalenas, llenando éstas hasta la mitad. Cocerlas al horno precalentado a 180º, unos 20 min. hasta que hayan doblado su volumen y estén doradas. Dejar que se templen un poco y espolvorear con el resto del azúcar.


Fuente de la receta: Cocina Fácil