2 de mayo de 2012

Ensalada con romesco "Verano Azul"

Desde que empecé mi andadura por los blogs de cocina, hay uno que siempre me sorprende: Las recetas de Marichu... y las mías.

Miro y remiro sus recetas y me interesa todo lo que Begoña nos enseña a través de esa ventana que es su blog. Y esta vez me he atrevido a aceptar su invitación a participar en su Sorteo "Verano Azul" para celebrar su 4º aniversario. 


Para participar he escogido esta "Amanida amb romesco" (ensalada con romesco) tan tradicional de mi tierra. En casa nos ha gustado mucho, así que espero que también a vosotr@s.


INGREDIENTES
  • 4 patatas medianas
  • 200 gr. de judías verdes perona
  • 2 calabacines medianos
  • 2 huevos duros
  • 100 gr. de aceitunas verdes
  • Tomates cherry
  • 1 pimiento rojo en tiras en conserva
  • 1 cebolleta
  • 1 pepino
  • Perejil fresco
  • Agua
  • Sal
  • 1 bol de salsa romesco (véase receta)

PREPARACIÓN

Hervir las patatas sin pelar en agua y sal. Hacer lo mismo con las judías verdes y los calabacines. Una vez esté todo convenientemente cocido se prepara para la ensalada: las patatas se pelan y se cortan, como los calabacines, en rodajas, y las judías verdes las partimos por la mitad.

Disponemos todo en una fuente junto con los huevos duros, el pepino, los tomates, la cebolleta, las aceitunas (Todo cortado en rodajas), las tiras de pimiento y el perejil picado. 

Acompañar todo con la salsa romesco.

Para la salsa romesco

INGREDIENTES
  • 3 pimientos secos
  • 4 dientes de ajo pequeños
  • 1 rebanada de pan del día anterior
  • 10 cl. de vinagre
  • 10 almendras tostadas
  • 1 taza de desayuno llena de aceite de oliva virgen extra
  • 3 tomates medianos maduros
  • Una pizca de pimienta blanca en polvo
  • Sal fina

PREPARACIÓN

Asar en el horno los tomates, los ajos y los pimientos, teniendo cuidado de que no se quemen. Quitar las semillas a los pimientos y machacarlos junto con las almendras; después mezclar con los ajos y tomates (limpios de semillas y pelados), la rebanada de pan frita en aceite y desecha, y un poco de pimienta.

Batir todo bien, incorporando el aceite, el vinagre y un pellizco de sal. Dejar reposar la salda unas dos horas, y después pasarla por un colador y batirla de nuevo enérgicamente.