6 de mayo de 2012

Mousse de limón para el Día de la Madre

"Un altar llevo en mi pecho ardiente a la madre que me dio a mí el ser.
A esa mujer tan buena y valiente, de inmaculada frente ceñida de laurel. 
 Madrecita, hoy te canto esta bella canción. Con ella te brindo mi cariño, 
y lo mismo que cuando era un niño en mis labios pongo el corazón.

De rocío se llenan las flores, que en la noche bella beben sin cesar.
Y mi alma se llena de amores cuando pienso en ella y empiezo a cantar.
 Y la copla hecha golondrina se pone a volar. Y llegando hacia mi madre se reclina,
y en sus brazos de azucena y clavellina es mi alma la que se pone a soñar"


¡Mis tres amores me han regalado esta preciosa azalea!

¡Hoy es el Día de la Madre!   ¡Te quiero, mamá!

 Y para celebrarlo he preparado esta Mousse de limón, que más fácil de hacer es imposible.

INGREDIENTES
  • 1 lata de leche evaporada
  • 100 gr. de azúcar
  • Zumo de 2 limones (para que se note bien el sabor a limón)

PREPARACIÓN 

El primer paso es meter en la nevera la leche evaporada un mínimo de 24 horas la leche evaporada antes de la preparación, para que este bien fría. Si no nos hemos acordado de hacerlo antes, se puede meter una hora antes en el congelador.

Con un batidor de varillas (manual o eléctrico), batir la leche evaporada. Cuando veamos que ha espesado, añadir el zumo de limón y el azúcar. Seguir batiendo hasta que coja cuerpo, pero sin pasarse.

Poner en los recipientes donde lo vais a servir y meter en la nevera unas horas, hasta que cuaje.