5 de enero de 2012

Gominolas caseras

Realmente, menos es más. La receta más fácil que he llegado a preparar, y una de las más resultonas.

Llevaba desde el mes de octubre del año pasado pensando en las gominolas caseras después de que mi hermana me diera a probar en la peregrinación anual a Montserrat, unas que les habían regalado. 

Sencillamente me encantaron, sobre todo pensando en las ventajas alimentarias que tenían frente a las chuches compradas, que están llenas de conservantes, etc...

Una tarde, antes de las fiestas de Navidad, decidí ponerme manos a la obra y el resultado aquí lo veis!!! Están buenísimas y gustan tanto a pequeños como a grandes. Ha sido todo un descubrimiento para mi familia y son un verdadero vicio!!!


INGREDIENTES
  • 200 gr. azúcar
  • 200 ml. Agua
  • 2 sobres gelatina neutra
  • 1 sobre gelatina sabor
  • Azúcar para decorar

PREPARACIÓN 

En una olla colocamos el azúcar, el agua y los sobres de gelatina (2 neutra + 1 sabor). Ponemos la olla al fuego y se remueve constantemente con una cuchara de madera. Deja hervir hasta que la mezcla espese y se forme una película en la superficie.

Pincelar con aceite el molde que vayamos a utilizar y vertemos la mezcla. Dejarla reposar durante toda la noche. Al día siguiente la mezcla ya estará firme. Si el molde es entero, darles formas con un cortador de galletas, triángulos, cubos, corazones o las formas que prefieras. Yo utilicé cubiteras para que ya tuvieran la forma.

Pasarlas por azúcar y dejarlas reposar. Guardar las gominolas en un tupper o una lata herméticamente cerradas.