1 de noviembre de 2011

Los panellets de mi jefe

El día de Todos los Santos es una festividad católica, instituída en honor de Todos los Santos, conocidos o desconocidos o que no tienen una fiesta propia. Se celebra el 1 de noviembre y por tradición es un día festivo.

En Cataluña celebramos por este motivo la denominada "castañada"  la víspera de Todos los Santos, el 31 de octubre, en la que se comen boniatos al horno, castañas asadas y unos dulces especiales para este día llamados panellets, acompañado todo de vino moscatel.

Este año he decidido hacerlos tal y como los hace mi jefe, sin patata o boniato, y realmente han quedado muy, muy buenos. Lo mejor, compartir con mis hijos el rato de hacerlos. Marta ha echo los panellets con piñones y Miguel, se los ha comido, pero sólo los piñones !!!


INGREDIENTES
  • 250 gr. de almendra cruda molida
  • 250 gr. de azúcar
  • ralladura de un limón
  • 3 huevos
  • 150 g de piñones
  • 100 g de almendra en grano
  • 50 gramos de coco rallado
  • unas avellanas para decorar 

PREPARACIÓN

Mezclamos bien la almendra molida con el azúcar y después añadimos la ralladura de piel de limón (no mucha porque sino sabrán demasiado a limón). Batimos dos huevos y los mezclamos bien con los otros ingredientes. Esta es la masa base, que debemos dejar reposar en el frigorífico unas horas antes. Siempre es mejor de un día para otro, porque la masa está más asentada para darle forma.

Con una parte de la masa formamos bolitas, las pasamos por una clara de huevo batida y las cubrimos con los piñones. Los ponemos en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear y los pintamos con la yema del huevo.

Para hacer los demás sabores, se sigue un proceso parecido: se les da forma y se rebozan con coco rallado o con almendra en granillo. Los de avellana, simplemente llevan una clavada en el centro de la bolita.

Se hornean a 170º durante unos 10 minutos o hasta que estén dorados.