27 de abril de 2013

Hojaldritos de manzana

Seguimos con las espirales!! Este es un postre perfecto! Perfecto para la merienda de un sábado o de un domingo, para llevar como desayuno al trabajo y celebrar San Marcos con los compañeros, para regalar en una visita de cortesía, o simplemente para darnos un gustazo!!

Me gustó mucho esta receta porque no lleva cremas ni nada por el estilo, no es nada pesada y además es una forma de que los peques coman fruta. También porque es rápida de preparar y en un momento tenemos un bocado delicioso. No dejéis de hacerla!!


INGREDIENTES
  • 1 lámina de hojaldre
  • 3 manzanas
  • 3 cucharadas de azúcar
  • Canela molida
  • Canela en rama
  • Almendra en cubitos
  • Mermelada de melocotón

PREPARACIÓN

Pelar las manzanas y quitarles el corazón y reservar. Poner las peladuras y el corazón de las manzanas en un cazo y cubrir con agua, añadir el azúcar y una rama de canela. Llevar a ebullición, bajar el fuego y dejarlo hasta que se forme un almíbar ligero. Apartar del fuego, dejar enfriar un poco y reservar. 

Rallar los trozos de manzana que teníamos ya pelados por la parte más gruesa del rallador o bien partirlos en trocitos lo más pequeños que podáis. Poner la manzana rallada en un bol y mezclarla con canela molida al gusto. Estirar la plancha de hojaldre y poner encima la manzana rallada. Enrollar el hojaldre como si hiciésemos un brazo de gitano y cuando tengamos como un rulo partirlo en rodajas de 1 cm. de grosor. 

Poner sobre la placa de horno el papel que viene con el hojaldre y colocar encima las rodajas del hojaldre relleno de manzana. Echarles por encima unos cubitos de almendra y regar con unas cucharadas del almíbar de manzana que teníamos reservado. Meter en el horno precalentado arriba y abajo a 200º C unos 15-20 min. o hasta que veáis que están dorados. Sacar del horno, pintar con la mermelada, dejar enfriar y servir.