27 de noviembre de 2012

Pasteles de Belém

Los pastéis de Belém son una de las especialidades más características de Portugal. Son unos pastelitos de crema elaborados con una receta secreta que no ha sido desvelada en más de doscientos años y que, supuestamente, sólo tres personas conocen. Reciben este nombre por la cercanía de la pastelería a la Torre de Belém.

Tanto la pasta de hojaldre del pastel como la crema que lleva dentro se elaboran a puerta cerrada, en la llamada "oficina del secreto" (oficina do segredo), en un proceso que dura dos días.

Se cree que fueron creadas con anterioridad al siglo XVIII por las monjas del convento de los Jerónimos (al lado de la pastelería). Como consecuencia de la revolución liberal portuguesa, el convento cerró y el panadero del convento al quedarse sin trabajo, vendió la receta a un empresario portugués de origen brasileño. Este, posteriormente amplió su negocio montando la famosa pastelería que aún es regentada por sus descendientes. 

Son una delicia de pasteles, de exquisito sabor. No dejéis de hacerlos!!!


INGREDIENTES
  • 4 yemas
  • 150 gr.de azúcar
  • 200 ml. de leche
  • 40 gr. de maizena
  • 1 trozo de piel de limón
  • 1 chorrito de Esencia de vainilla
  • 100 ml. de nata líquida
  • 1 plancha de hojaldre 
  • Moldes rizados de aluminio desechables de 7 cm. de diámetro.
 
PREPARACIÓN
 
Mezclar en un bol las yemas y el azúcar. Añadir las cucharaditas de maicena y batir. Añadir la leche y mezclar bien. Pasar esta crema a un cazo y ponerla a calentar. El secreto para que la crema salga bien es removerla suavemente a fuego lento hasta que tome consistencia. 

Retirar el cazo del fuego y colocarlo sobre un paño húmedo. Echar la esencia de vainilla y dejar enfriar a temperatura ambiente. Cuando se haya enfriado la crema, añadir la nata y mezclar bien. 

Precalentar el horno a 180º. Mientras se calienta, estirar la plancha de hojaldre y hacer círculos un poco más grandes que la base del molde. Colocar los círculos en la base de los moldes, extendiéndolos de tal forma que suba un poco por las paredes.

Verter la crema fría encima e introducirlos en el horno durante 15-20 min.
 
 
Fuente de la receta:  Petitchef