14 de junio de 2012

Milhojas de trufa

Ayer fue San Antonio de Padua, santo muy popular y a quien se le tiene mucha devoción. Seguro que entre nuestros conocidos tenemos mas de un@!! En este enlace podréis encontrar información sobre este gran Santo.

Y como gran santo del Cielo que es, lo celebramos con este Milhojas de trufas que quita el "sentío". Es de Su de Webos fritos, y solo tengo una palabra: IMPRESIONANTE!!


 
INGREDIENTES
  • 1 lámina de hojaldre
  • 1 brick de 200 gr de nata de más del 35,1% de materia grasa
  • 2 cucharadas soperas colmadas de Cacao en polvo Valor
  • 2 cucharadas soperas colmadas de azúcar glas
  • Para adornar
  • Azúcar glas
  • Frambuesas y menta

PREPARACIÓN

El milhojas 
Precalentar el horno a 200º, calor arriba y abajo. Desliar la masa de hojaldre (tiene que estar bien fría) y cortar unos círculos de 7 cm con la ayuda de un aro de emplatar.
Poner en una bandeja papel para hornear, colocar los círculos de hojaldre, otro papel de hornear por encima, y una bandeja que le dé peso.
Hornear 12 minutos o hasta que el hojaldre esté dorado, pero no mucho, porque amargaría si se tuesta demasiado. Hay que usar siempre un temporizador que nos avise. Para ver el resultado con mucho cuidado y un guante para horno levantar la bandeja que lo cubre.

La trufa
Poner en un bol la nata para montar —debe estar fría, pero no congelada— y empezar a batir con la máquina de varillas o la batidora que usemos para montar la nata.
Cuando empiece a tener consistencia, añadir dos cucharadas soperas muy colmadas de azúcar glas.
Cuando esté casi montada, añadir las dos cucharadas colmadas de cacao en polvo y remover con las varillas muy poco, lo justo hasta que esté el cacao integrado. Probar, por si os gusta mas azúcarada. Reservar en frío.

Montaje
Coger una manga pastelera con boquilla rizada, y meter la trufa.
Colocar una capa de hojaldre y hacer sobre ella unos moñitos de trufa. Hay que colocar el hojaldre en una base antideslizante o apoyado contra algo para que no se deslice al ir poniendo la trufa con la manga.
Montar una segunda capa.
Acabar con una capa de hojaldre y espolvorear azúcar glas por encima. Con cuidado, y ayudándonos de una espátula, poner en la bandeja de presentación y adornar con menta y frambuesas.